jueves, 14 de diciembre de 2017

MARIANO HARO: "EL AS ME TENÍA FRITO CON TANTAS FOTOS"

ÁNGEL CRUZ
AS.com

¿Qué recuerdos tiene de cuando salió el primer número de AS?
Yo tenía entonces 27 años. Me pareció estupendo que hubiera un nuevo periódico deportivo, además del Marca. En Becerril de Campos, mi pueblo, había tres bares, y dos compraban el AS porque les gustaba más.

¿Y qué recuerda de aquella época sobre el As?
Entonces en atletismo escribía Antonio Alcoba, que me seguía en todas las carreras. También hacía fotos a todas horas, y me tenía frito con tantas y tantas que me hacía.

¿Y Carlos Jiménez?
Estuvo en los Juegos de Múnich y Montreal. Ya sé que falleció. De lo que no me acuerdo es si estuvo en los Juegos de México.

Sí, estuvo allí, al año siguiente de que naciese As.
Era muy buen periodista y a mí siempre me trató muy bien.

¿Cómo ha cambiado el atletismo desde el nacimiento de As hasta ahora? ¿Cómo eran los viajes en aquel tiempo, por ejemplo?
Me acuerdo de que en Venta de Baños terminamos de correr y nos fuimos a Francia para otra prueba, en coche cama. Una señora de por allí nos dijo que olíamos a sudor. ¿Cómo no íbamos a oler a sudor? Pero le dijimos: ‘Oiga, que nos hemos duchado’.

Aquellos Juegos Olímpicos de Múnich, en los que usted acabó cuarto en la mejor carrera de la historia hasta ese momento…
Tuve que atacar a falta de kilómetro y medio porque sabía que aquellos lebreles eran más rápidos que yo al final.

Yo vi esa carrera en televisión, siendo un niño, y pensé que usted iba a ser medalla.
Yo sabía que Lasse Viren y Emiel Puttemans me podían ganar al final, pero no creí que lo hiciera el etíope, Mirus Yifter. Pero también me ganó.

Usted era muy popular internacionalmente. Recuerdo que viajé con usted a Lisboa para un encuentro Portugal-Argelia-España, en un Jumbo que se movía de mala manera, y que al llegar allí le estaban esperando decenas de periodistas portugueses en el aeropuerto para entrevistarle.
Es que en Lisboa el atletismo se vivía de una forma muy propia. Los portugueses han tenido grandes fondistas.

Y usted ganó la competición, dejando atrás a esos portugueses, y el público se levantó para ovacionarle.
La gente se entrega. Lo mismo que en otras carreras, como en los Juegos de Múnich, a pesar de que no pude conseguir la medalla.

Cuénteme más historias...
Recuerdo que en el Estadio Panatinaikón, de Atenas, batí el récord del mitin, que tenía Emil Zatopek. La gente gritaba “Hago, Hago, Hago”. Digo yo que querrían decir “Haro, Haro, Haro”. Fue en el año 1974. Gané el 5.000 y el que mandaba entonces en la federación me dijo que tenía que correr también el 10.000. ‘¡Por España!’. Y gané, claro.

Cuatro veces subcampeón mundial de cross, nada menos.
Los demás me ganaban al final, pero luego ellos desaparecían y yo seguía allí.

¿Y aparte de las pruebas de élite?
En la Almunia de Doña Godina fui a una carrera y me dijeron que me iba a ganar uno del pueblo porque tenía oro en las patillas de la cara. Pero también gané yo. Y en una plaza de toros de otro sitio me dejé coger dos vueltas de ventaja para luego remontar y darle más emoción.

¿Y cómo ha contado el diario As todas sus hazañas?
De maravilla. He recibido el Premio As de oro varias veces y siempre me han tratado ustedes muy bien.

Estuvo usted en la Gala del As por el 50 Aniversario.
Y me encontré muy a gusto. Allí estaba el rey Felipe. Cuando era Príncipe sus preparadores físicos éramos Bernardino Lombao, José Luis Sánchez Paraíso y yo mismo.

Paraíso, exrecordman de 100, falleció no hace mucho.
Yo iba a ir a Salamanca al funeral, pero tenía problemas en la rodilla, me infiltraron y no me podía mover. Sentí mucho no acudir.

lunes, 4 de diciembre de 2017

GATLIN DICE QUE BOLT VOLVERÁ EN TOKIO 2020

ÁNGEL CRUZ
AS.com

El estadounidense Justin Gatlin, el hombre que derrotó al jamaicano Usain Bolt en la final de los 100 metros de los Mundiales de este año en Londres, ha dicho en el Daily Mail que está convencido de que el caribeño “regresará en 2020, para los Juegos Olímpicos de Tokio”.
 “Pienso que se tomará un año o dos de descanso y luego volverá a las pistas. Es un competidor nato, no hay que olvidarlo. Quiere mucho al atletismo y al deporte y retirarse ha debido ser muy duro para él. Le gusta estar en la línea de salida para enfrentarse a los otros atletas y para vencer”. Bolt tendría en los próximos Juegos Olímpicos 34 años.
No hace mucho que Justin Gatlin reveló que se había jugado 100 dólares con Usain a que éste volvía a las pistas de atletismo, a pesar de que el plusmarquista mundial le había asegurado que no iba a hacerlo.
Por otra parte, Justin Gatlin ha anunciado que ya piensa en los Mundiales de Doha 2019 y que en función de lo que pase decidirá si continúa en el atletismo hasta los Juegos de Tokio.
Usain Bolt fue tercero en los Mundiales de la capital británica, por detrás de Justin Gatlin y del también estadounidense Christian Coleman y posteriormente se lesionó en el relevo 4x100, en la última carrera de su vida… hasta ahora.

viernes, 1 de diciembre de 2017

RYAN BAILEY, SANCIONADO DOS AÑOS POR DÓPING

AP

El Tribunal de Arbitraje Deportivo (TAS) atendió la apelación de la Agencia Estadounidense Antidopaje (USADA) y aumentó de seis meses a dos años el periodo de suspensión de Ryan Bailey, ahora piloto de bobsleigh y antes atleta, que terminó cuarto en la final de los 100 de los Juegos de Londres.Bailey se pasó del atletismo al bobsleigh en 2016. El pasado enero dio positivo por el estimulante dimetilbutilamina tras ser sometido a control en una prueba de la Copa América disputada en su país, en Utah, en la que se impuso en la prueba de bob a dos.
En julio de este año el tribunal de arbitraje estadounidense le impuso una sanción de seis meses, que la USADA recurrió en septiembre. El TAS, que celebró una audiencia para ver el caso este 30 de noviembre, considera que la suspensión que procede es de dos años a partir de esa misma fecha, aunque se descontará el periodo que Bailey ya cumplió entre enero y julio.La carrera de Ryan Bailey como atleta alcanzó su cima en los Juegos Olímpicos de Londres 2012. En la final de los 100 m hizo una marca personal de 9.88 que le llevó al cuarto puesto de la clasificación, por detrás únicamente de los jamaicanos Usain Bolt y Yohan Blake y del estadounidense Justin Gatlin.Figura en el vigésimoquinto puesto del ránking mundial de todos los tiempos en el hectómetro gracias a ese crono

SEBASTIAN COE: "FUI A MOSCÚ EN CONTRA DE LA OPINIÓN DEL GOBIERNO BRITÁNICO"

JUANMA BELLÓN
AS.com

-¿Qué significa para usted recibir el premio a la trayectoria de As en España con otros atletas como Nadal, Belmonte, Indurain o Cacho?
-Es un gran honor. Tengo muy buenos y divertidos recuerdos de España. Es un país en el que he estado mucho tiempo, donde poseo grandes amigos. Uno de los motivos por el que hablo con usted es por un español como Juan Antonio Samaranch, padre. He tenido dos grandes influencias en mi carrera. Mi padre Peter, que era mi entrenador, y Samaranch, que me dio la oportunidad de entender el deporte fuera de la competición. Él me dio una oportunidad y le guardo una gratitud profundísima. Me invitó al Congreso del Comité Olímpico Internacional en 1991 para ser parte del movimiento, era la primera vez que los atletas acudían. Fue el origen de la Comisión de Deportistas y la génesis de lo que soy actualmente.

-¿Cómo recuerda sus tiempos de competición?
-Sigo siendo competitivo ¿eh? Todo fue gracias al trabajo de mi padre, que supo guiarme en mi desarrollo. Siempre intenté no complicarme. Sé por qué ahora ocupo mi actual cargo de presidente de la IAAF y es porque fui un corredor y pude enseñarle al mundo quién era. Esa competitividad me ha ayudado para ser un mejor directivo en deporte. Estuve diez años en primera línea política, llevé una candidatura olímpica de Londres, pero el atletismo es mi pasión. Comencé con 11 años en una ciudad industrial (Sheffield) y ahora estoy en la IAAF ayudando a mi deporte 50 años después. Es un privilegio.

-En los Juegos de Moscú 1980 fue plata en 800 y ganó el oro en 1.500. Sus duelos con su compatriota Ovett fueron históricos.
-En los Juegos de Moscú 1980, mi principal rival era Steve Ovett. Teníamos la habilidad o el defecto de frenarnos el uno al otro porque nos conocíamos desde hacía diez años. De una manera graciosa, ambos nos fuimos de Moscú con algo ganado y pendiente. Me habría gustado ganar las dos pruebas y estaba seguro de que lo haría, pero un día Ovett fue el mejor en 800 y otro yo gané el oro en 1.500. Ese es el elemento más bonito, sencillo y hermoso del atletismo. No es Hollywood, las cosas no están escritas. El que no haya un final preestablecido hace que el deporte sea diferente a todo lo demás.
 
-Unos Juegos, los de Moscú, que se celebraron en condiciones delicadas, con el veto de Estados Unidos y el mundo polarizado.
-Moscú fueron unos Juegos complicados, por la agitación política de la época. Y yo resistí la política del Gobierno Británico (pedía el boicot a la cita). Resistí a la muy poderosa primera ministra (Margaret Thatcher), porque el deporte ha sido siempre más importante y trasciende la política. Y yo soy un animal político, que conste, pero si comienzas a determinar contra quién estás compitiendo por la naturaleza de sus sistemas políticos, entonces el deporte internacional se rompe. No hay un país en el mundo que en algún momento no guste su sistema político ya sea en España, Irán o Reino Unido, no importa, y tenemos que trascender eso y es muy importante que lo hagamos. Por eso fui a Moscú. Fue la decisión correcta en ese momento y mirando hacia atrás históricamente, acerté.

-Y luego repitió resultados, oro en 1.500 y plata en 800, en Los Ángeles 1984.
-Los Ángeles fue muy diferente, no creo que ningún atleta haya podido ir a dos Juegos tan extremos. En 1980, bajo el control e influencia comunista y cuatro años después llegas a una cita caricaturesca y liberal, con Rocket Man en mitad de la recta final, pasabas del ballet del Bolshoi a los Beach Boys, que tocaban en la Villa Olímpica. A nivel deportivo fue más exigente físicamente porque tuve siete carreras en nueve días y en las últimas con atletas que no habían corrido 800. En ese momento, había un contingente español muy fuerte, con José Luis González y José Manuel Abascal, que fue bronce en la final de 1.500, donde gané.

-¿Es la carrera que guarda con un recuerdo más especial?
-Creo que sí. Fue la prueba en la que más cerca estuve de hacer la carrera perfecta. No sé si era inteligente, yo lo llamaría ser instintivo y tomar las decisiones adecuadas en el momento oportuno. Fue un gran duelo con Cram, yo creo que a la gente le gustan los enfrentamientos cara a cara. Es lo que necesitamos. Creo que actualmente hay demasiadas liebres y muchos atletas que van en fila india. Ya no hace tanta falta tomar decisiones instintivas.

-Mantuvo el récord mundial en 800 con 1:41.73 hasta 1997, con ese tiempo todavía ganaría en Mundiales y Juegos. Usted es consciente, ¿verdad?
-Es un testamento de la calidad del entrenamiento de mi padre, del trabajo de mi equipo. Cambiamos la naturaleza del entrenamiento de media distancia, con más intensidad en la resistencia velocidad. Ahora es común, pero en esa época no era así. Jim Ryun en Estados Unidos hacía 100 millas a la semana, pero nosotros hacíamos 40, pero siempre intensidad, intensidad... Muchas horas en el gimnasio y de condición física.

-Y tras su carrera deportiva, fue el presidente los Juegos para Londres en 2012.
-Terminé muy satisfecho tras los Juegos. El mundo actual es muy complicado y logramos que todos volvieran a casa sanos y a salvo. Estamos en un tiempo excepcional y tuve el mejor equipo que se puede tener, de una calidad humana brutal. Apasionados.

-Y desde 2015 presidente de la IAAF, ¿satisfecho?
-No se trata de estar satisfecho o no. Estos dos primeros años han sido un desafío en los que he intentado poner la casa a salvo de nuevo. Ha habido que tomar decisiones muy duras, como la sanción a Rusia, y para salvaguardar el interés del deporte. Ahora toca volver a hacer crecer el atletismo, desarrollarlo, reconectarlo con la gente y hacer de los jóvenes atletas grandes estrellas. Venimos de haber tenido uno de los más exitosos Mundiales al aire libre en Londres.

-¿Qué pasará con el atletismo sin Usain Bolt? ¿A quién ve como su sucesor?
-Sobreviviremos. Hay muchos talentos como Barshim, que es fantástico, como una estrella del rock. No tengo ningún atleta favorito, pero me encanta la clase de Rudisha, de Van Niekerk. En mujeres, Nafi Thiam es un prodigio. Los sorprendentes resultados de los Mundiales de Londres hace que muchos jóvenes se posicionen.

-¿Qué ha sido más difícil, ser un campeón olímpico, conseguir los Juegos de Londres o gestionar la IAAF?
-Son retos diferentes. Supongo que... (se lo piensa). He tenido una carrera deportiva fantástica, entrené mucho y duro, en los Juegos hubo mucho trabajo. Pero si la pregunta es dónde siento más responsabilidad es ahora, al frente de la IAAF.

-¿Qué visión tiene del atletismo español?
-Es un país con una profunda cultura de atletismo. Creo que Chapado es sangre nueva para refrescar el deporte en España.

-El atletismo pierde fuerza respecto a otros deportes ‘nuevos’. ¿Qué se debe hacer?
-No hicimos lo suficiente para conectar con la gente joven. Si el mundo cambia, nosotros también debemos mutar. Tenemos que entender la dinámica, este es un deporte histórico y fuerte, amigo del espectador y de las televisiones. Y ser un deporte limpio y ético, para proteger los sueños de los atletas.

miércoles, 29 de noviembre de 2017

RUTH BEITIA: "POR MI MADRE SALTÉ DOS METROS POR PRIMERA VEZ"

ÁNGEL CRUZ
AS.com

Entre los premios de As con motivo de nuestro 50 Aniversario, otros dos exatletas: Sebastian Coe y Fermín Cacho.
Dos personas con las que he crecido como atleta. Es un honor para mí estar a su lado, dos campeones olímpicos de 1.500 metros, en una Gala tan especial, en la que As cumple 50 años. Fermín ha sido compañero.
¿Y su relación con Sebastian Coe?
Le conozco bien. Como todo el mundo sabe, ahora es presidente de la Federación Internacional. Cuando me dieron el premio a mejor atleta europea cené a su lado y en los Mundiales de Londres me dio el premio al fair-play. Es un hombre muy cercano y muy amable.

¿Recuerda la primera vez que usted llegó a una pista de atletismo?
La verdad es que no. Me lo cuenta Ramón Torralbo, mi entrenador, que dice que andaba por allí alborotando e imitando todo lo que hacían los demás. Debió ser divertido.

También practicó usted cross, algo muy distinto a saltar altura…
Sí, hasta los once años. Empecé con Juan Manuel de Blas. Fue un placer entrenarme con él y le tengo mucho cariño.

¿Y era buena?
Era buenísima. Ganaba a todas.

¿Y por qué acabó en la altura?
Porque Juan Manuel y Ramón Torralbo habían hablado entre ellos, habían decidido que yo lo podía hacer mejor en pista, y a la altura que fui.

Siempre ha dicho que Ramón es su segunda mitad…
Mi segunda mitad, mi monitor de atletismo al principio, mi entrenador después y mi amigo hasta ahora. No voy a romper mi cordón umbilical con él. Le consulto muchas cosas y valoro mucho lo que me dice.

Le voy a hacer un pequeño test, con dos preguntas…
La primera.
¿Qué le sucedió a usted el 7 de julio de 1991, en Laredo?
 (Muchas dudas). ¿Qué participé en alguna reunión?

Que según las estadísticas fue su primera prueba y saltó usted 1,50 metros.
No creo. Yo ya saltaba antes. Esas estadísticas están incompletas. Lo que sí recuerdo es que por allí estaban atletas muy buenos, entre ellos Arturo Ortiz. Yo ya tenía marcas anteriores a ese 1,50. ¿Y la segunda pregunta?

¿Qué sucedió el 27 de julio de 2003, en Avilés?
Lo que sucedió fue a las diez de la mañana. Esa sí me la sé: salté por primera vez dos metros. Un sueño. No tuve el privilegio de ser la primera en conseguir 1,90, porque lo hizo Marta Mendía, pero sí los dos metros. Iba a intentar 1,98 o 1,99, no recuerdo, y mi madre me dijo desde la grada que si estaba loca, que me fuese a los dos metros. Y salió bien, así que en parte se lo debo a ella.

También se acordará de cuándo consiguió su primera medalla de gran nivel internacional.
En los Campeonatos de Europa de Madrid de 2005. Me ganó Anna Chicherova. Yo fui plata.

Hay una foto simpática de Manolo Martínez llevándola en brazos.
Es que ganamos medalla los dos, dimos la vuelta a la pista juntos y él me cogió en brazos. La foto es muy graciosa. Años más tarde fue actor. Yo he participado en un cortometraje con él. Tardaron más en maquillarme que yo en actuar, de lo pequeño que era mi papel.

Me imagino que la medalla a la que más aprecio tiene es la de oro de los Juegos de Río. ¿Y después?
El de Río fue el día más importante de mi vida, desde luego. ¿Después? Todas las medallas son especiales. No sé. Hay otras cosas. Recuerdo salir del Mundial de Londres, donde acabé duodécima, entre los aplausos de la gente. Y la medalla al fair-play que me entregó la IAAF por consolar a Alessia Trost en la pista. Aquí me recompensaban no como atleta, sino como persona, y fue muy importante.

(Alessia Trost, saltadora italiana, había perdido dos semanas antes del Mundial a su entrenador de toda la vida y estaba pasando momentos muy duros).

¿Y la que le hubiera gustado tener y no tiene?
La de los Juegos de Londres 2012. La toqué durante toda la competición, pero al final fui cuarta.

¿Y dónde tiene todas esas medallas?
Todas en el Museo del Deporte de Santander. La del oro de Río fue la última que llevé, porque durante un año la he estado paseando por un montón de sitios, entre ellos muchos colegios. Es una pasada verlas todas allí.

¿Y los dos diamantes de la Diamond League, que ganó dos años consecutivos?
También están allí, y las medallas al mérito deportivo y otras cosas mías.

¿En su casa no tiene nada?
Mi casa es un oasis, sin grandes cosas del deporte ni de la política. Lo único que tengo son las zapatillas con las que gané la medalla de oro en los Juegos de Río.

Usted es una representante del deporte femenino en España, muy potente.
Yo no suelo diferenciar entre medallas de mujeres y hombres, porque todos competimos representando a nuestro país. Pero sí, el deporte femenino está muy bien. Hablas de natación y hablas de Mireia Belmonte, de bádminton y de Carolina Marín, de piragüismo de aguas bravas y de Maialen Chourraut… Y estoy encantada de que As haya sabido ver muy claro que somos representativas y haya apostado por nosotras.

¿Y ahora, una vez retirada de las pistas? Raúl Chapado ha dicho que usted debe seguir siendo un icono del atletismo.
Encantada de ser un referente. Estoy en la Asamblea del Comité Olímpico Español y en la Comisión de Atletas. También en la Directiva de la Federación Española, como vocal.

Usted ejerce la política en el PP de Cantabria. Pero, al margen de la política y del atletismo, ¿a qué puede dedicarse?
En la UCAM estudio psicología deportiva. Al igual que no romperé nunca el cordón umbilical con Ramón Torralbo, nunca lo haré con el atletismo.

martes, 28 de noviembre de 2017

CHAPADO: "HEMOS SENTADO LAS BASES DE UNA FEDERACIÓN DE ATLETISMO DEL SIGLO XXI"

JUANMA BELLÓN
RFEA

-Se ha cumplido un año desde que llegó a presidente, ¿qué balance hace?
Ha sido un año muy intenso en el que hemos planteado nuevas formas de trabajar y de hacer las cosas. Estamos siguiendo la línea que consideramos correcta. Lo más importante es que creo que tenemos un plan: para alto rendimiento, de desarrollo, para la parte económica, a nivel de comunicación, de marketing… Hemos sentado las bases de una Federación del siglo XXI.

-¿De qué es de lo que más orgulloso está?
-Lo más complicado es cambiar mentalidades, porque no hay que hacerlo sólo a nivel de oficina, sino como deporte. El hecho de acostumbrar al comité técnico a trabajar con planes estratégicos de cuatro a ocho años. Queremos demostrar que el atletismo puede ser más cercano, más atractivo, tener una nueva imagen…También me siento satisfecho de que hemos tenido capacidad de respuesta a situaciones de crisis, por ejemplo, con temas de dopaje o con cambios que se han producido a nivel internacional. Y además, hemos sido valientes. Pusimos criterios de elegibilidad, hemos limitado los mandatos del presidente. Lo importante es saber adaptar una Federación a la sociedad en la que está.

-Quédese con algo...
-Me quedo con la sensación de equipo nacional, creo que se ha visualizado esa famosa pasión por competir. Se reflejó en las hazañas del 4x400 en los Mundiales de Londres (quinto y récord de España), la actuación de Mechaal o las medallas femeninas en el Campeonato del Mundo juvenil, donde María Vicente y Jael Bestue subieron al podio en disciplinas con poca tradición en España (combinadas y 200). También me quedo con el oro en 4x100 femenino en el Europeo Sub-23 y el quinto puesto continental por países en Lille. Además, el Europeo indoor de Belgrado fue un gran campeonato, donde los atletas pelearon más allá de las medallas. Hay que entender que al equipo español se va a competir, luego la pista te pondrá en tu sitio, pero se va a darlo todo.

-Un momento difícil fue no entrar en el medallero en los Mundiales al aire libre en Londres…
-Que el atletismo español no estuviese en el medallero en los Mundiales de Londres fue una situación complicada. Sabíamos que siendo realistas era complicado, pero no estar ahí fue difícil. El podio está en nuestro ADN, sin embargo hay que mirar cómo llegamos. Ruth, Orlando, Bruno, Bea Pascual, Sergio Fernández y David Bustos, que eran nuestras bazas, no estaban en su mejor momento y algunos ni siquiera acudieron. En las inscripciones, sólo Eusebio Cáceres se encontraba entre los ocho primeros. Esto es atletismo, no magia. El resultado final fue cinco finalistas, 12 entre los 12 mejores, 12 marcas personales. En ese ámbito fue el mejor campeonato entre Mundiales y Juegos Olímpicos de los últimos diez años. Eso sí, fallaron las medallas. Nuestro nivel deportivo es una, dos o cero medallas. El problema es que tenemos una o dos opciones. Tenemos que llegar con siete bazas, en ese aspecto hay que trabajar.

-En Londres dio la sensación de que algunos atletas no estuvieron a la altura de su nivel.
-Hay una parte del equipo que no termina de competir y somos conscientes. Yo se lo transmití al Comité Técnico, yo no puedo influir en quién va o no, pero sí en la parte estratégica. Que haya gente que esté en forma y no lo haga bien es normal, pero también es verdad que hubo cierta parte del equipo que no se encontraba en condiciones de ir, fuera de forma, lesionados... Es duro decírselo al entrenador y al atleta, pero es que esas malas actuaciones afectan a la imagen y a la obtención de recursos. Tenemos que ser más restrictivos en ese ámbito. Gran parte del equipo fue competitiva y la otra no. No metería a todos en el mismo saco. Hay gente joven que tiene que foguearse, que debe aprender una gran competición, que no es sencillo. Pero con otros más maduros hay que ser más exigente.

-Y para este segundo año, ¿en qué piensa?
-Todo está dentro de un plan. Estaba periodizado en cuatro años. En el primero, trabajar el plan estratégico y no se trata sólo de escribirlo, sino de llevarlo a cabo. Ya están casi todos los planes, ahora toca implementarlos. Así que 2018 será un año para que funcionen los planes y adaptar los presupuestos a ello. Por ejemplo, no tendría sentido crear un plan de desarrollo y no dotarlo de recursos.

-Hizo una reestructuración profunda del cuerpo técnico…
-No sólo a nivel técnico, en toda la oficina. Antes había demasiados departamentos y ahora hay cuatro grandes áreas. Hay un Comité de Dirección formado por el presidente, gerente, directores y el secretario general para la toma de decisiones. Luego deben ser ratificadas por la Junta de Gobierno. Volviendo al Comité Técnico, se ha modificado en estructura y personas. Ahora tiene tres áreas. Una es alto rendimiento, otra es el desarrollo, que se realiza directamente con los directores de las autonómicas, y hay una unidad de análisis y apoyo, que lleva el tema científico y trabaja transversalmente con las dos áreas. La Escuela de Entrenadores se está transformando en un centro nacional de formaciones atléticas que pretende ir más allá de lo técnico y trabajar en valores.

-¿Cómo quiere potenciar el atletismo más allá de Madrid?
-Por un lado están los Centros de Alto Rendimiento, que son Soria, León, Barcelona y Madrid. Y luego están lo que llamamos núcleos de entrenamiento o potenciales. Son instalaciones donde hay entrenador, atletas y apoyo económico. Es el caso de Castellón y los potenciales grupos son los que tenemos que ayudar a trabajar. Así que hay que moverse, parte de mi trabajo es ayudar a solventar los problemas de una pista, de falta de apoyo financiero… Ahí creo que el presidente debe estar.

-A nivel de competición, para 2018 que espera…
-Es difícil entender que en España no tengamos un gran mitin de nivel Diamond League, que hay en casi todos los países de Europa. Hace falta un presupuesto de dos millones de euros que aquí no tenemos. La pista cubierta es más asequible para nuestras posibilidades y la Reunión de Madrid pasará de nivel europeo al World Indoor Tour de la IAAF, el máximo nivel de atletismo indoor. La gran competición es la que visualiza el deporte, la que atrae a los mejores atletas del mundo y eso hace que crezca la repercusión mediática. La competición más importante que organizaremos será el Mundial de media maratón en Valencia en marzo. Además, casi 60 campeonatos de España de los que hemos visualizado el impacto económico que tiene en las ciudades. Hemos comenzado a trabajar con empresas que nos auditan y enseñan el retorno real de nuestro producto.

-Y grandes competiciones de atletismo veterano, ahora llamado Master.
-Así es. No es de élite como tal, pero sí que funcionan. Tenemos Europeo en Madrid de pista cubierta (también marcha, cross y lanzamientos), el de ruta será en Alicante y el Mundial en Málaga en septiembre. Espero que sirva para el desarrollo de los atletas masters, que son gran parte de nuestro deporte, son grandes aficionados, mucho de ellos son entrenadores, llevan a sus hijos a las escuelas. Se trata de unos importantes aliados y un grupo de mucho interés para el desarrollo del atletismo y no sólo porque lo practiquen.

-Va a cambiar las becas.
-Efectivamente. Están pendientes de aprobación. El sistema de ayudas irá en la línea de apoyar y reconocer a los atletas por su actuación con la Selección española. Habrá atletas que pensando en las ayudas que van a tener pelearán por mejorar un puesto y pasar del 17 al 16 para llegar a una compensación mayor. Para el Europeo de Cross ya debería estar implementado.

-A Fermín Cacho, Martín Fiz, Antón… la gente los conoce. A los atletas de ahora menos, ¿qué pasa ahí?
-Lo primero quiero decir que es verdad, pero no sólo es un problema español. Es a nivel mundial. Siempre menciono una entrevista de Edwin Moses, que le preguntaban por Usain Bolt y él respondía: "Es muy bueno y tal, pero en mi época había 30 Usain Bolt". Tenemos más competencia, más deportes en el ámbito. También estamos pagando el descrédito que nos ha dado el dopaje e influye la globalidad del deporte. 214 países lo practican y no hace falta una gran tecnificación. Así que el talento predomina. Queremos visualizar las hazañas de nuestros atletas y necesitamos tener referentes, que inspiren nuevas generaciones. Las niñas quieren hacer altura por Ruth Beitia.

-Llega el Europeo de cross el 10 de diciembre en Samorin (Eslovaquia) para el que han estrenado sistema de Selección.
-De momento no hemos recibido quejas del nuevo sistema de selección, aunque tal vez haya que hacer modificaciones porque es el primer año. Creo que haremos un gran Europeo de cross en Samorin, porque somos potencia tanto a nivel de Selección como de organizaciones. Tenemos el mejor circuito del mundo, que es la ANOC, como se ha visto en Atapuerca, Soria y Alcobendas. Son pruebas potentes a nivel de élite y social. En el cross están los 10 o 12 mejores fondistas, lo que pasa es que la pista es más cara porque necesitas a los 10 o 12 mejores de cada disciplina.

-Y en los Mundiales de pista cubierta en Birmingham, ¿tocará sufrir de nuevo?
-Con la ausencia de Ruth Beitia, nuestra gran baza es Orlando Ortega. Es la opción más clara. El resto de atletas dependerá del nivel de la prueba. Hablar de posibilidades sin conocer la inscripción en pista cubierta es una lotería, porque muchos renuncian. Si el 4x400 sigue con ese nivel puede ser una de las opciones de estar en la final, pero si ya es difícil pronosticar con un atleta, imagínese con cuatro. Tendremos la llegada de Bruno que ha anunciado que hará 400 en invierno. Nuestro objetivo es ser de los cinco o seis mejores países de Europa.

-Y los Europeos de Berlín son la luz de nuevo.
-Sí. Ese es nuestro terreno, allí hay opciones claras de medalla y será más favorable porque contamos con la marcha en el programa, como siempre en los Europeos de años no olímpicos. Eso es un factor a nuestro favor, porque no se ha valorado en su justa medida la actuación en Londres de un equipo jovencísimo con Laura García-Caro, Diego García Carrera, Álvaro Martín, Amezcua, María Pérez… y las que faltaron en Londres. Potencialmente puede que seamos los mejores. Además se incluirá el 50 km marcha femenino que será una gran oportunidad y que ya se introducirá en el Campeonato de España. Aunque no esté Ruth, si en el último Europeo de Amsterdam hubo seis medallas podremos estar por ahí.

-Le voy a decir el nombre de varios atletas y me responde. Empezamos, ¿Ruth Beitia?
-Es la mejor atleta española de nuestro deporte. Discutir si ha sido entre chica o chico habría que opinar. Unos dicen Fermín Cacho, otros Ruth. Pero es una leyenda, que ha escrito la página más importante de la historia de nuestro atletismo. Espero que nos siga ayudando en el desarrollo de nuestro deporte.

-¿Bruno Hortelano?
-Para mí es la esperanza, de que recupere su nivel y vuelva a ser él. Es un atleta que es más que un campeón de Europa de 200 y plusmarquista, representa a ese atleta competitivo, calculador, que desafía los límites. Puede captar mucho público potencial. Cuando llegas y haces algo que nunca nadie ha hecho ese nivel es una sensación de que rompe barreras. María Vicente en el heptatlón puede serlo. Y lo fueron Manolo Martínez en peso y Yago Lamela en longitud.

-¿Adel Mechaal?
-Ahora mismo tiene una situación totalmente regular. Ha pasado un año complicado en lo personal, pero también hay que decir que las normas están para todos. El TAS ha decidido que no tiene ningún tipo de sanción. Y es un atleta importantísimo para el equipo español porque es el que ha conseguido los mejores resultados en los Mundiales de Londres. En grandes competiciones tendrá muchas opciones porque domina muy bien la resistencia a la competición. Soporta bien el estrés y el cansancio.
-En mediofondo, el 800 está bien, pero en 1.500 hay bajón…
-Bueno, Mechaal acaba de ser cuarto del mundo, pero sí. Yo no soy técnico. Hay que ver qué ha fallado en estos años, porque un Fermín Cacho de entonces tendría posibilidades ahora. También Higuero y Casado estarían luchando arriba. Bustos fue plata europea y finalista olímpico, pero es verdad que no tenemos el potencial y el volumen de antes. Se está trabajando para una nueva generación y vienen buenos talentos.

-La caída del dopaje, ¿ha hecho que baje el nivel del fondo?
-Yo lo que valoro son los hechos y que ha habido atletas sancionados en España es un hecho. Desde ese punto de vista sí que hubo una época en el que esos atletas inflasen el nivel de las pruebas, es una obviedad. Pero yo creo que es más la pérdida de referentes, que han bajado los mitines…

-¿Ha pensado resetear algunos récords de España de atletas que posteriormente han sido sancionados?
-A día de hoy la normativa es la normativa. Tardarían 10 minutos en ir a un juzgado y que se lo reconozcan. Es muy complicado demostrar que esas marcas fueron conseguidas de forma ilícita. A nivel emocional hay gente que lo piensa, pero está fuera del marco legal. La Europea lo intentó y no hubo respuesta. Nosotros hemos tomado la medida de que los atletas que tienen un procedimiento abierto por dopaje no pueden ser seleccionados con España. Nosotros tenemos que defender la imagen de nuestro deporte, que tenga credibilidad (se aplicaría actualmente a Ilias Fifa).

-Volvemos a las disciplinas, ¿cómo ve la suya, los saltos?
-Curiosamente tenemos de todo. Estamos en un momento de mucha bipolaridad. En el triple salto tenemos muy buen nivel con Ana Peleteiro y Pablo Torrijos, dos grandes competidores. Ambos estuvieron en la final de un Mundial, yo quedé el 13º en el Mundial de Atenas 1997 y no entré y Torri fue el primer chico en hacerlo. En altura hay que trabajar. En longitud hay dos grandes talentos como Eusebio Cáceres y Okutu. En chicas el nivel medio es bueno en torno a 6,60. La pértiga tiene un buen futuro con Tonnesen, que va a hacerla específicamente, y están Bychkov, Vallés y una generación de chicas con buenas condiciones tras Naroa Agirre.

-¿Y lanzamientos?
-Borja Vivas y Tobalina están en un nivel bueno. La jabalina vive en desarrollo con Odei y los hermanos Quijera. En martillo estamos pendientes de que Cienfuegos se recupere y fueron muy importantes las dos finalistas en el Mundial juvenil. En disco están Lois Maikel Martínez y Casañas, ya en el último tramo de su carrera. Conseguir un lanzador no es fácil, se tarda muchos años.

-En combinadas hay dos joyas, Ureña y María Vicente.
-Ureña ha hecho una gran temporada, con su plata europea de heptatlón y María Vicente que es la gran esperanza. Está en etapa formativa y no hay que exigirle más. En 200 tiene 24.00 dentro de la combinada, que estaría peleando con las mejores de España a nivel individual.

-De la marcha ya hemos hablado, ¿Y velocidad?
-Estamos en una etapa importante. Más allá de la recuperación de Bruno, hemos hecho grandes resultados en júnior y Sub-23 con Cristina Lara como una de las líderes. Vienen unos chicos sub-20 de 200 buenísimos. El 400 masculino está en el mejor nivel medio de la historia con tres atletas con posibilidades reales de bajar de 45.00. Y por supuesto, Bruno Hortelano.

-Y llega el recién nacionalizado Yunier Pérez a los 100 metros, un hombre de 10.00.
-Sí. Nos han comunicado a través del Consejo de Ministros que tiene la nacionalidad por carta de naturaleza. Será español de pleno derecho, pero una cosa es tener un transfer de la IAAF para competir con el equipo español, que ahora mismo están paralizados. Si las lesiones no le fallan le veremos hacer los récords de España de 60 y de 100, que eso sí los puede batir. Para el relevo sería importantísimo.

-¿Cuál es su visión sobre las nacionalizaciones?
- Es un tema delicado, pero la globalidad de este mundo nos lleva a que personas como Yunier que llevan ocho años en España puedan moverse para buscar mejores oportunidades o por temas personales. La otra medida es cuando se hacen fichajes exprés, que no es una buena imagen para el deporte. En casi todos los éxitos de España, en fútbol, baloncesto, balonmano… hay algún deportista nacionalizado. Desde Sandra Myers, Niurka, Lino, Alozie… también nos han ayudado y nos han dado visibilidad.

-Cambio de tercio, volviendo a la ruta, ¿qué hace falta para conectar la RFEA a tope con el running?
-No es verdad que estemos desconectados del todo, porque muchos de esos runners llevan a sus hijos a las escuelas. También muchos son aficionados al atletismo, pero es cierto que el desarrollo del deporte popular no tiene que ir unido al de élite, como pasa en golf, esquí… Nosotros intentamos dar visibilidad, un gran reto del futuro es que las carreras entren en el sistema. Muchas ya están, pero otras no y no tienen licencias de día, no entran en el calendario… Si están en la Federación, se invierte en desarrollo. Por ejemplo, en el Mundial de media maratón de Valencia habrá una prueba popular. El atletismo popular es una parte fundamental.

-Luego está el trail, que está un poco confuso en cuanto a qué Federación pertenece, si atletismo o montaña.
-Yo creo que sí está regulado y la Federación Internacional reconoce que pertenece al atletismo. La Selección nacional de trail la hace la RFEA. Esto no sólo es correr por montaña, es por tierra, desierto. La IAAF lo reconoce y nosotros somos los socios. Entiendo que haya una situación confusa, pero todo lo que es correr debe pertenecer a la Federación de Atletismo. Nosotros queremos pelear por nuestras competencias.

-Ya que habla de la IAAF, ¿cuál es su relación con Coe?
-Lo conocí en candidaturas olímpicas, porque él era el presidente de la de Londres 2012. Estamos en procesos similares, el suyo mucho más grande, porque además tuvo que hacer frente al escándalo de dopaje en Rusia y la corrupción dentro de la IAAF. Ahora quiere implementar los cambios. Es la persona idónea para dirigir la IAAF, tiene una visión, un buen equipo y sabe dónde quiere ir. En eso estamos muy alineados con él. Quiere dar credibilidad al deporte.

-¿Qué le parece el sistema de clasificación a campeonatos que quiere implementar por ránking y resultados, en lugar de por marca? -No nos podemos quedar parados. Se está intentando que los grandes atletas tengan que acudir a las grandes competiciones, igual que van en tenis. Porque al final, si solo apareces cinco veces en los medios en lugar de 80, pierdes foco. Que haya enfrentamientos en atletismo es muy importante. Esas carreras con liebre, todos en fila y vestidos iguales, diluyen la esencia de la competición. El enfrentamiento siempre ha funcionado: Coe-Ovett, Fermín Cacho-Reyes, Gónzalez-Abascal. En atletismo si siempre gana el mismo se pierde interés.

-Entonces que desea para la Pasión por Competir 2.0.
-Siempre defenderé dos cosas para el equipo nacional. Una es el compromiso y la otra es que sea un ejemplo de deporte, que los grandes atletas enseñen, además de ganar medallas, valores y comportamiento.

lunes, 27 de noviembre de 2017

LA IAAF MANTIENE LA SANCIÓN A RUSIA POR DOPAJE DE ESTADO

AFP

La Federación Internacional de Atletismo (IAAF) mantiene la suspensión a Rusia impuesta en noviembre de 2015 a causa de un sistema de dopaje institucionalizado de Estado, anunció este domingo la IAAF tras su Consejo celebrado en Mónaco.
Esta resolución se produce a unos días de la reunión crucial que mantendrá la Comisión Ejecutiva del Comité Olímpico Internacional (5-7 diciembre en Lausana), que debe decidir la participación de Rusia en los Juegos de Invierno de 2018 en Pyeongchang (9-25 febrero).
"Algunas de las condiciones para la rehabilitación de Rusia fueron cumplidas, pero otros criterios aún no, como la restitución de la Agencia Antidopaje rusa como organismo independiente y el reconocimiento por las autoridades rusas de las conclusiones del Informe McLaren de un dopaje institucionalizado (...). Mientras no se admita lo que ocurrió, no estaremos convencidos que de no volverá a pasar", declaró Rune Andersen, presidente del grupo independiente implantado por la IAAF para verificar los progresos de Rusia en la lucha antidopaje.
La próxima reunión del Consejo de la IAAF no tendrá lugar antes de los Mundiales 2018 en pista cubierta (1-4 de marzo en Birmingham), por lo que los rusos no podrán participar en esta competición. El atletismo ruso no está presente en las competiciones desde noviembre de 2015. Algunos atletas rusos han podido competir bajo bandera neutral en casos muy concretos. En los últimos Mundiales 19 atletas pudieron competir cumpliendo una serie de requisitos.
La IAAF abrió la puerta a los atletas que pudiesen demostrar que sus métodos de entrenamiento no tenían que ver con el sistema de dopaje generalizado. Uno de los criterios es que su nombre no figure en el Informe McLaren. También son obligatorios los reanálisis de las muestras de los Mundiales de Pekín 2015.