domingo, 23 de julio de 2017

DOS PRIMEROS OROS PARA KATIE LEDECKY

JAVIER ROMANO
Marca.com

Un año dedicado a su primer curso universitario en Stanford, que también posee el mejor equipo de natación femenino del país, no ha cambiado la esencia de Katie Ledecky, ya una veinteañera. La fenómeno estadounidense conserva sus cualidades y su ambición, y en estos Mundiales se verá si también su capacidad para seguir rompiendo barreras inalcanzables para cualquier otra nadadora.Su primera intervención se ha saldado con dos récords de los campeonatos, en las series y en la final de los 400 metros libre y su tercer título mundial en esta prueba. Cuando se trata de esta distancia y superiores la incógnita no reside en la identidad de la ganadora, sino en si la americana batirá sus plusmarcas.Esta vez Ledecky no lo hizo, pero sí dejó el segundo mejor tiempo de la historia (3:58.34). Nadó la final entre seis y siete décimas más lenta que su récord de Río, pero en los últimos 100 metros la diferencia se ensanchó a dos segundos. En cualquier caso, su superioridad fue tan rotunda como acostumbra. Sólo su compatriota Leah Smith intentó seguirla, inútilmente. Smith, subcampeona en Río, también logró la plata aquí (4:01.54) con su braceo de molinillo, fuera del alcance de la china Bingjie Li, tercera (4:03.25). Los tiempos de las demás finalistas hubieran estado al alcance de la mejor versión de Mireia Belmonte, pero no de la que nadó las eliminatorias.Ledecky acabó la primera jornada de finales colgándose otro oro, como componente del relevo 4x100 libre, que ganó la final con ella como tercera relevista, la más lenta de su cuarteto, pero la segunda más rápida en su posta.
Si había una cuenta pendiente desde los Juegos Olímpicos de Río era la que tenía el chino Yang Sun con el australiano Mack Horton, que no solo le arrebató el oro, sino que le tachó públicamente de tramposo por su episodio de un positivo en un control antidopaje. Horton se reafirmó en Budapest en su opinión en la víspera del comienzo de la competición, cuya primera final iba a ser, precisamente, la de los 400 libre.Sun, con fama de arrogante y pendenciero, puso todo de su parte para salir vencedor de esta nueva batalla, incluso cambió su táctica habitual, que consiste nadar en reserva hasta los últimos 100 metros, en los que impone su fortísimo final.Esta vez lideró la prueba desde los 100 metros y fue abriendo ventaja sobre Horton, que nadaba por la calle 2. Ambos gigantes sólo necesitan 15 ciclos de brazada para cubrir el largo de la piscina, pero las del chino eran más eficaces. Sun tenía la final controlada al paso por los 300 metros, pero puso el turbo y terminó aventajanado a Horton en dos segundos y medio con un tiempo de 3:41.38. El australiano aguantó a duras penas el ataque del italiano Gabrielle Detti, que tocó 8 centésimas después de él.Se repitió así el podio de Río, pero con Yang Sun en todo lo alto. El chino lo celebró como un triunfo sobre un enemigo, no un rival, y se reivindicó como el mejor en la distancia.

MUNDIALES NATACIÓN 1ª JORNADA
HOMBRES
400 metros libre
1 SUN Yang CHN 3:41.38
2 HORTON Mack AUS 3:43.85
3 DETTI Gabriele ITA 3:43.93
4 PARK Taehwan KOR 3:44.38
5 AUBOCK Felix AUT 3:45.21
6 GUY James GBR 3:45.58
7 GROTHE Zane USA 3:45.86
8 MCKEON David AUS 3:46.27

4 x 100 metros libre
1 USA   3:10.06
DRESSEL Caeleb 47.26
HAAS Townley 47.46
PIERONI Blake 48.09
ADRIAN Nathan 47.25
2 BRA  3:10.34
SANTOS Gabriel 48.30
CHIERIGHINI Marcelo 46.85
CIELO FILHO Cesar 48.01
FRATUS Bruno 47.18
3 HUN 3:11.99
KOZMA Dominik 48.26
NEMETH Nandor 48.04
HOLODA Peter     48.48
BOHUS Richard 47.21
4 RUS 3:12.58
5 JPN 3:13.65
6 CAN 3:15.25
AUS DSQ
ITA DSQ

MUJERES
400 metros libre
1 LEDECKY Katie USA 3:58.34
2 SMITH Leah USA 4:01.54
3 LI Bingjie CHN 4:03.25
4 TITMUS Ariarne AUS 4:04.26
5 KAPAS Boglarka HUN 4:04.77
6 KESELY Ajna HUN 4:05.75
7 ZHANG Yuhan CHN 4:06.03
8 POPOVA Veronika RUS 4:07.59

4 x 100 metros libre
1 USA  3:31.72
COMERFORD Mallory  52.59
WORRELL Kelsi 53.16
LEDECKY Katie  53.83
MANUEL Simone 52.14
2 AUS  3:32.01
JACK Shayna 53.75
CAMPBELL Bronte  52.14
ELMSLIE Brittany 53.83
MCKEON Emma  52.29
3 HOL 3:32.64
BUSCH Kim  54.05
HEEMSKERK Femke 52.84
VAN DER MEER Maud 53.77
KROMOWIDJOJO Ranomi  51.98
4 CAN 3:33.88
5 SUE 3:33.94
6 CHN 3:36.49
7 JPN 3:38.24
8 DIN 3:38.86 

sábado, 22 de julio de 2017

USAIN BOLT NO DISIPA DUDAS PESE A VENCER EN MÓNACO

TOMÁS CAMPOS
Marca.com

Usain Bolt se despidió con un triunfo de la Diamond League en su última carrera antes del Mundial de Londres. El velocista jamaicano se impuso en los 100 metros de la reunión de Mónaco con una marca de 9.95, superando por apenas tres centésimas al estadounidense Isiah Young.El plusmarquista mundial de los 100 y los 200 metros tuvo, como siempre, una mala salida, pero logró remontar a partir de los 60 metros, aunque esta vez no fue capaz de despegarse de sus competidores. Todo ello siembra dudas sobre su estado de forma cuando apenas faltan dos semanas para el comienzo del Mundial de Londres, aunque al menos mantiene su racha de imbatibilidad en la distancia reina de la velocidad, que data de 2013. Por su parte, la sudafricana Caster Semenya, vigente campeona olímpica de 800 metros, mejoró en una centésima su mejor marca personal (1:55.28), que había logrado en la final de Río el pasado año. La de Semenya fue una de las cinco mejores marcas mundiales del año vistas en Mónaco junto a la de los kenianos Elijah Manangoi en los 1.500 metros (3:28.80), Emmanuel Korir en los 800 (1:43.10) y Hellen Obiri en los 3.000 (8:23.14). La quinta fue para el estadounidense Evan Jager en los 3.000 obstáculos (8:01.29).Segunda fue la burundesa Francine Niyonsaba (1:55.47), plata olímpica en Río, y tercera la estadounidense Ajee Wilson (1:55.61). Todas ellas mejoraron sus respectivos récords nacionales de 800 metros.
En uno de los grandes duelos de la noche, Wayde van Niekerk se impuso a Isaac Makwala en los 400 metros por apenas 11 centésimas. El campeón olímpico, con 43.73, no pudo mejorar la marca realizada hace dos semanas en Lausana (43.62), pero al menos pudo superar a un Makwala que venía de maravillar en Madrid. El botsuano se tuvo que conformar con un registro de 43.84, mejor que el logrado en la capital de España (43.92), pero insuficiente para doblegar al sudafricano.La estadounidense Kendra Harrison, plusmarquista mundial de 100 vallas, logró una apurada victoria sobre su compatriota Sharika Nelvis. Una sola centésima las separó en la meta (12.51 y 12.52).En jabalina, el duelo germano cayó esta vez del lado de Thomas Röhler, que batió con 89,17 a su compatriota y líder mundial del año Johannes Vetter, tercero con 85,14, también superado por el checo Jakub Vadlejch (85,43). Ibargüen puede con RojasPor último, la colombiana Catherine Ibargüen lució su rango de campeona olímpica y mundial de triple con una victoria en el último salto, por solo tres centímetros, sobre la subcampeona olímpica, la venezolana Yulimar Rojas.
Apenas dos dedos, los que separan las marcas de 14,86 y 14,83, entregaron la victoria a Ibargüen, que había permanecido por detrás den el concurso desde que la venezolana, campeona mundial en pista cubierta, saltó 14,44 en su primer intento.
Pero Catherine, de 33 años, recurrió a su garra y a su experiencia para en el último salto batir a su adversaria, doce años más joven, que ha de conformarse con seguir al frente del ránking mundial del año con sus 14,96 del mitin de Andújar.

viernes, 21 de julio de 2017

USAIN BOLT NO CORRERÁ LOS 200 METROS EN LONDRES

EFE

El jamaicano Usain Bolt, plusmarquista mundial y campeón olímpico de 100 y 200 metros, participará únicamente en la prueba de 100 metros lisos y en el relevo 4x100 en los Campeonatos del Mundo que el próximo mes de agosto se disputarán en Londres.
En la conferencia de prensa previa a la Diamond League de Mónaco, el mejor velocista de todos los tiempos confirmó, según informa en sus redes sociales la Federación Internacional de Atletismo (IAAF), que participará en las pruebas de 100 metros lisos y en el relevo 4x100 en Londres, en su última cita mundialista antes de su retirada.
El jamaicano encarará estas dos pruebas con el "objetivo de ganar" ya que, según manifestó, su deseo es despedir su carrera con "un nuevo éxito" en unos Campeonatos del Mundo."Siempre aspiro a ganar. En el momento en el que dudas pierdes todas tus opciones", valoró.Usain Bolt explicó asimismo que se encuentra "bien" tras el doloroso "revés" que sufrió "a principios de la temporada con la muerte de un gran amigo". "Ahora me siento mejor", apuntó.Preguntado por su decisión de retirarse de la competición este mismo año, Bolt señaló: "He llevado al atletismo a un nuevo nivel de diversión y de entretenimiento, pero siento que es el momento de retirarme porque ya he cumplido mis objetivos".

lunes, 17 de julio de 2017

LOS BESOS DE SU NOVIA SALVAN A GIL ROBERTS

ÁNGEL CRUZ
AS.com

Los “apasionados” besos de su novia han salvado al estadounidense Gil Roberts de una sanción por dopaje por consumo de probenecina, un enmascarante. El cuatrocentista de Oklahoma City, de 28 años, medalla de oro en 4x400 metros en los Juegos Olímpicos de Río, dio positivo el 24 de marzo en un control fuera de competición. Fue suspendido cautelarmente el 5 de mayo, apeló y recibió un permiso para competir en los Trials norteamericanos de Sacramento, en los que se clasificó segundo.
Posteriormente, un tribunal aceptó su tesis. Fue su novia, Alex Salazar, quien le transmitió la probenecina. La estaba tomando para combatir una infección en los pechos y sus besos fueron los que ocasionaron que Gil Roberts diera positivo.
Según el informe de la Asociación Americana de Arbitraje “cada vez que la pareja estaba junta se besaba apasionadamente y con frecuencia”, lo que ocasionó ese positivo. El atleta aseguró que no sabía que su novia estaba tomando ese medicamento y que, en todo caso, desconocía que los besos podían trasmitirle la sustancia.
La probenecina se puede utilizar para tratar el exceso de ácido úrico en la sangre, pero a menudo los deportistas tramposos la usan como enmascarante, porque aumenta la cantidad de orina, con lo que se eliminan antes las sustancias prohibidas.
Gil Roberts podrá competir en los 400 metros en los Mundiales de Londres y también hará el relevo. Tiene una mejor marca de 44.22, hecha el 24 de junio pasado, precisamente en los Trials estadounidenses. Ese registro le coloca como el sexto hombre del mundo en la vuelta a la pista.
En los Juegos de Río, el cuarteto formado por Arman Hall, Tony McQuay, Gil Roberts y LaShawn Merritt venció con 2:57.30, por delante de Jamaica (2:58.16) y Bahamas (2:58.49).
Curiosamente, su compañero de equipo Merritt, el hombre que corrió la última posta de ese relevo y que fue bronce en la prueba individual de Río, se salvó hace años de una dura sanción por dopaje argumentando que el positivo se debía al consumo de una sustancia para combatir la falta de vigor sexual.

ELAINE THOMPSON SUMA UNA NUEVA VICTORIA EN RABAT

EFE

Elaine Thompson, reina de la velocidad mundial, logró en Rabat su decimocuarta victoria consecutiva aunque con ciertos apuros frente a la marfileña Marie-Josee Ta Lou, que como en París apretó a la jamaicana hasta el último metro. La doble campeona olímpica terminó venciendo por tres centésimas, con 10.87.El canadiense Andre de Grasse, subcampeón olímpico de 200 en Río, venció pero no pudo bajar de los 20 segundos. Se relajó en los últimos metros y acabó en 20.03, récord del mitin marroquí. Ameer Webb, campeón estadounidense y líder de la Diamond League en esta disciplina, fue segundo con 20.18.
Solange Pereira consiguió la marca mínima para participar en los Mundiales de Londres en la prueba de 1.500 al terminar undécima con un tiempo de 4:06.39. La gallega, que necesitaba 4:07.50, no perdió nunca la esperanza y continuó luchando hasta la meta pese a que iba perdiendo posiciones frente a rivales de categoría mundial. Venció la polaca Angelika Cichocka, subcampeona mundial y europea en pista cubierta, que acreditó 4:01.93.David Bustos, por el contrario, volvió a fallar en su intento de lograr la mínima mundialista en 1.500, que para los hombres es 3:36.00. El balear se retiró en una carrera que ganó el atleta local Brahim Akachab con 3:35.03 y en la que no salió Adel Mechaal, líder español del año, que se inclinó por los 3.000.Tampoco obtuvo la mínima Fernando Carro en 3.000 metros con obstáculos. El madrileño terminó decimotercero con 8:49.76, lejos de los 8:32.00 que se precisan para ir a Londres.En los 100 metros, prueba que en este mitin no puntuaba para la Diamond, el británico Chijindu Ujah batió con un crono de 9.98 al marfileño Ben Youssef Meite (10.01), en una carrera que cerró el campeón de Europa, el holandés Churandy Martina (10.33).La bahamesa Shaunae Miller, campeona olímpica de 400, dio buena cuenta de la actual titular olímpica de 800, la sudafricana Caster Semenya, que se atrevió a desafiarla en una sola vuelta a la pista. Miller ganó con 49.80, su cuarto registro del año por debajo de los 50 segundos, mientras que Semenya tuvo que vaciarse en la recta final para evitar el último puesto y acabó séptima con 51.53.Una semana después de vencer en Londres con 1:43.18, el botsuanés Nigel Amos, subcampeón olímpico de 800 en 2012, logró su tercera victoria consecutiva en la Diamond. El grupo llegó en fila india a la recta y las posiciones se mantuvieron intactas hasta la meta. Amos marcó un crono ganador de 1:43.91, batiendo por 37 centésimas al keniano Kipyegon Bett, campeón mundial júnior el año pasado.
Abdelaati Iguider, campeón mundial de 1.500 en pista cubierta, provocó el delirio en las gradas al batir en los 3.000 de Rabat al español Adel Mechaal, nacido en Marruecos, en la carrera que clausuraba la reunión de la Diamond League de atletismo.El triunfo se lo jugaron los dos nacidos en Marruecos en una última vuelta en la que Mechaal intentó dos veces sin éxito adelantar a Iguider, que se impuso con 7:37.82. Mechaal, que partía con la mejor marca del año (7:35.28), fue segundo con 7:38.35 y Fifa progresó hasta el quinto con 7:40.55, marca personal.En 3.000 metros obstáculos, de forma sorprendente, no hubo victorias kenianas. La alemana Gesa Felicitas Krause batió con una marca de 9:18.87 a Norah Jeruto, que no tuvo piernas para el formidable esprint de la germana, y el ídolo local Soufiane El Bakkali, cuarto en la final olímpica de Río, dio cuenta de los tres kenianos con 8:05.12, récord personal. Jairus Birech fue segundo con 8:10.91

La colombiana Catherine Ibargüen, campeona olímpica y mundial de triple salto, consiguió su segunda victoria en 48 horas, con una marca de 14,51 metros obtenida en la tercera ronda. Dos días después de vencer en Madrid con 14,49, mejoró en dos centímetros para batir por un margen de 20 a la jamaicana Kimberly Williams.La colombiana reanuda su racha victoriosa después de su derrota en Roma frente a la venezolana Yulimar Rojas, primera en el ránking mundial del año con los 14,96 de Andújar (España), que no competía hoy en Rabat.En el círculo de peso, el estadounidense Ryan Crouser, campeón olímpico, obtuvo su décima victoria consecutiva y por séptima vez este año superó los 22 metros: 22,47 en su último tiro. El jamaicano O'Dayne Richards fue segundo con récord nacional (21,96).

HISTÓRICO ORO ESPAÑOL EN RELEVOS


EFE

El equipo español formado por Paula Sevilla, Ane Petrirena, Lara Gómez y Cristina Lara logró una histórica medalla de oro en relevos 4x100 durante la jornada de clausura de los Europeos sub 23 de Bydgoszcz (Polonia).El cuarteto español, que había batido la plusmarca nacional de la categoría ya en semifinales con 44.42, se impuso en la final con un nuevo récord: 43.96. La medalla de plata fue para Francia con 44.06 y la de bronce para Suiza con 44.07.El atletismo español jamás había logrado una medalla internacional en los relevos femeninos 4x100, mientras que los hombres consiguieron un bronce en este mismo torneo hace cuatro años con Eduard Viles, Adriá Burriel, Bruno Hortelano y Eusebio Cáceres.
El pertiguista navarro Adrián Vallés ha conseguido la séptima y última medalla en los Europeos sub 23 de Bydgoszcz (Polonia) al ganar la de bronce con una marca de 5,50 metros.Vallés llevó a cabo un concurso impecable hasta que el listón se situó en 5,60, altura en la que falló dos veces y, sin posibilidad de mejorar su bronce asegurado (el alemán Ben Broeders y el francés Alex Chapelle sí pudieron con ella), se dejó el tercer intento para la altura siguiente, 5,65, pero también falló.A modo de balance, la actuación de España en Bydgoszcz ha sido de siete medallas (sexto país en el medallero global), las mismas que hace dos años en Tallinn y un total de 18 finalistas (séptimo país por finalistas), una cifra que no se alcanzaba desde aquella maravillosa edición de 2001 en Amsterdam cuando se lograron 25.

miércoles, 12 de julio de 2017

FERMÍN CACHO: "UN AÑO ANTES YA ME VEÍA CAMPEÓN OLÍMPICO EN BARCELONA"

ALMUDENA RIVERA
Marca.com

Fermín Cacho se sabe de memoria la final olímpica de Barcelona'92, la ha visto tantas veces que ha perdido la cuenta. "Sé cómo termina pero me sigo poniendo nervioso, sigo empujando", dice riendo. Bromea también al decir que la medalla pasa casi más tiempo en su bolsillo que en casa porque la lleva a las charlas que da en los colegios. Se había entrenado para aquel oro, por eso estaba convencido de que iba a conseguirlo incluso un año antes.

¿Cuál es el primer recuerdo que le viene a la cabeza cuando escucha Barcelona?92?
Mi primer recuerdo es del año que eligieron a Barcelona como sede olímpica. Ese día, me enteré cuando salía del instituto y pensé que quería estar ahí.

Todos los deportistas que sueñan con ir a unos Juegos también lo hacen con estar en la ceremonia inaugural. No es su caso...
He estado en dos (Barcelona 92 y Atlanta 96) y en los dos no fui a la ceremonia inaugural. Pedí permiso para viajar más tarde porque el atletismo es la última semana. Había que estar el 23 de julio en Barcelona pero yo prefería ir cuatro días antes del 3 de agosto, que era mi primera eliminatoria. En Atlanta hice lo mismo. Prefería abstraerme de todo, no quería perder la concentración. Preferí quedarme en casa y mantener mi rutina.

Y como llegó el último, le dejaron la peor habitación...
Fueron muy solidarios y me dejaron la mejor (bromea). A Tomás de Teresa y a mí nos tocó la que tenía el motor del aire acondicionado, pero no puse pegas. En realidad íbamos a ducharnos y a dormir.

En un deportista es tan necesario el descanso como el entrenamiento y con el ruido del motor complicado descansar...
Me daba igual. En mi vida deportiva en activo siempre viajaba en servicios públicos, en tren o autobús, porque no tenía el carnet de conducir. Aprendí a dormir en cualquier sitio y con ruido. De hecho, cuando era junior, en el 88, me quedé dormido antes de correr el Campeonato del el Mundo de Canadá (risas).

Ahora todos los deportistas sueñan con cruzarse en la Villa con Nadal, Pau Gasol, Bolt o Phelps. ¿Había alguien a quién le hiciese especial ilusión ver?
Para mí la mayor ilusión fue coincidir con otros deportistas españoles porque los sigues por la prensa y por la televisión pero no tienes la posibilidad de hablar con ellos, desearles suerte... Eso fue lo mejor.

Pasa las eliminatorias, las semis y llega el 8 de agosto. Cuenta en el libro Barcelona 92: 25 años del gran cambio del deporte español que ese día le dijo a su entrenador antes de la final que iba a ser campeón olímpico. ¿Tan convencido estaba?
Estaba muy convencido pero no sólo se lo dije entonces, ya en los días previos le decía: "No te preocupes, que voy a ganar los Juegos". Ese día en la pista olímpica le dije: "Esta tarde soy campeón olímpico". Pero ya en el 91, cuando gané el Campeonato de España en Montjuic pensé: "Me queda un año para volver a estar aquí en los más alto. Entonces ya me vi campeón olímpico".

Estaba tan convencido que hasta se echó la siesta.
Sí, porque siempre he dicho que cuando entrenas bien y todo lo que puedes controlar lo tienes controlado, tiene que salir bien. Hay cosas que no puedes controlar: caídas, viento, un codazo... Pero lo que yo podía entrenar ya estaba hecho. Había entrenado para la medalla de oro y con ese convencimiento me eché la siesta. Después hice el protocolo normal antes de ir a la pista.

¿Cómo recuerda la carrera?
Fue diferente a como la imaginé. Salí con la idea de que iba a ser rápida y que Morceli era el rival a batir porque había sido el campeón del mundo el año anterior. La sorpresa fue que el primer 400 fue muy lento y me di cuenta de que iba a tener que estar bien colocado. Veía detrás a Morceli y pensaba que no iba a dejarle pasar. En los últimos 300 metros hubo otro cambio de ritmo, vi el hueco y no me lo pensé. En los últimos 100 metros cambié de ritmo y cuando pasé a la altura del podio sabía que iba a ser campeón olímpico.

¿En qué consistía ese protocolo?
Los días de finales siempre llevo todo nuevo, desde la camiseta hasta las zapatillas, aunque no lo recomiendan. Y en vez de el chándal del calentamiento, llevaba el de las medallas. Normalmente la eliminatoria y la semifinal las corría con las mimas zapatillas, camiseta y pantalón y las finales siempre con todo a estrenar y el chándal de ceremonia. Eso lo hacía siempre.

Y antes de ir a la cámara de salida subió a las gradas del estadio. ¿Por qué?
Siempre que corría llegaba unas dos horas y media o tres antes y en vez de ir al calentamiento me gustaba ir a ver el estadio para hacer una visualización. Cuando quedaba una hora y media. me iba a la pista de calentamiento y después a la cámara de llamada.
Cuando estás en la línea de salida piensas de todo: tienes ganas de ir al baño, es lo que llamo la meadilla del miedo, piensas qué estás haciendo allí..."

¿Qué se le pasó por la cabeza cuando estaba en la línea de salida esperando a que diesen el pistoletazo de salida?
Cuando estás en la línea de salida piensas de todo. Tienes ganas de ir al baño, es lo que llamo la meadilla del miedo, piensas: "¿qué hago aquí?... Pero se pasa en cuanto escuchas el disparo y ya te concentras. Aunque estés concentrado, se escucha al público. Se oye todo.

Y no paraba de mirar hacia atrás...
Desde pequeño siempre miraba hacia atrás y al marcador de la recta de llegada, hay que controlar por detrás y por delante. Miraba para atrás para ver la distancia que les llevaba.

Y cuando ya se le habían pasado los nervios, le dicen que los Reyes quieren saludarle...
Para mí eso fue peor. Cuando me lo dijeron me quedé planchado. Estaba en la habitación de ceremonias, ya estaba cambiado pero seguía un poco sudado y cuando iba por las escaleras hacia el palco pensaba cómo debía saludarle si con una genuflexión, estrechándole la mano... Me puse más nervioso entonces que en la final. Me dio la mano, un abrazo, me preguntó que cómo lo había hecho y ya se rompieron los protocolos. Me presentó a la Reina y me salió de forma natural darle dos besos. Después he coincidido mucho con ellos. Recuerdo que hubo un acto en el que el protocolo decía que había que ir con traje oscuro, a mí no me dio tiempo a cambiarme y llevé uno claro, muy parecido al suyo (risas).

¿Cómo celebró el oro ese día?
Antes de la entrega de medallas tuve que pasar el control antidoping, después la ceremonia, luego a la tele... Al salir era la 1:30 de la madrugada y me fui con mis padres, mi entrenador y mis amigos a cenar a un sitio que estaba aún abierto. Fue en plan tranquilo, de ahí a la Villa Olímpica. Lo gracioso es que al día siguiente tenía que acudir a una rueda de prensa de Joma por ser medallista y no encontraba taxis, al final nos llevó a Tomás de Teresa y a mí en coche de la Policía Nacional hasta el Hotel Calderón, que era donde daba la rueda de prensa.
 
¿Aquel oro olímpico le cambió la vida?
Fui campeón olímpico, que es lo que todo deportista sueña, con 23 años y después pensé: ¿Ahora qué hago? Había que seguir luchando y buscar nuevos retos. Te cambia la vida en el sentido en que que el año anterior fui 5º y entonces era campeón pero había que buscar un nuevo sueño. En Soria el recibimiento fue apoteósico y eso lo tengo grabado en el corazón.

¿A día de hoy aún le siguen reconociendo por la calle?
Mucha gente todavía me dice: "Hombre, Fermín, nos hiciste llorar y levantarnos del sillón".

¿Dónde tiene guardada la medalla?
La llevo de un sitio a otro, está más en el bolsillo del pantalón que en casa (risas). Voy por colegios dando conferencias bajo el título 'Entrenando un sueño' con 'GO fit' y la medalla es fruto de ese sueño. La han visto muchos niños que no habían nacido entonces. En casa, está junto al resto de recuerdos de mi carrera deportiva.

¿Le echa un vistazo de vez en cuando?
Mucho, tanto a ella como al resto de los recuerdos.

¿Cuántas veces ha visto la final olímpica?
No te lo puedo decir cuantas porque he perdido la cuenta. La veo siempre en las conferencias. Me la sé de memoria, sé lo que hice en todo momento y cuando la vuelvo a ver hasta yo mismo, que sé como va a terminar, estoy empujando. Mis hijas se ponen más nerviosas que yo (tiene 4).

Usted marcó una época en el atletismo español. En menos de un mes hay Mundiales en Londres. ¿Cómo ve al equipo nacional?

España quedó quinta hace poco en el Europeo de selecciones. Hay gente nueva a un grandísimo nivel en pruebas en las que antes no estábamos. Los años 90 fueron la mejor época de nuestro atletismo en mediofondo y fondo. Llevamos un tiempo cojillos Mundiales espero que España haga un gran campeonato. Las medallas no son fáciles y opciones tenemos bastantes, lo que hay que hacer es apoyarles y convencerles de que pueden estar ahí luchando por subir al podio.